Eólica y nuclear, ¿son incompatibles?

Una acertada gestión de las energías renovables podrían hacer innecesario el apoyo de centrales de gas o de otro tipo.

Compatibles eólica y nuclear

En un artículo reciente de Energías Renovables, titulado «La mentira nuclear» , el autor señalaba que, el pasado 29 de marzo, las nucleares redujeron un 20 % su capacidad en un plazo de 8 horas y media. El autor concluía que esto demuestra que las nucleares españolas son gestionables, o regulables, y que por tanto cuando hay “exceso” de producción eólica se pueden parar, y no hay razón técnica para que la eólica pierda esos ingresos.

Como es casi un lugar común sostener que las nucleares solo pueden operar en modalidad de carga base (es decir, invariable prácticamente), este hecho vendría a demostrar una vez más que siempre son las energías renovables las que salen desfavorecidas en favor de las energías convencionales. Y, efectivamente, pues resulta que se pagan sumas importantes a las centrales de ciclo combinado de gas simplemente para que estén disponibles (stand by) por si falla la producción renovable, dada su natural variabilidad como consecuencia del tiempo atmosférico. Y en este proceso, además, se consume gas. Pero si son las renovables las que producen “demasiado”, se desconectan para que las nucleares puedan seguir obteniendo sus ingresos regulares (a saber, sus fabulosos windfall profits, o beneficios caídos del cielo).

¿Son las nucleares gestionables o no?

Un estudio profundo de la Unión Europea sobre esta cuestión, basado en numerosos informes, entre ellos de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, y otros privados particularmente franceses, analiza las especificaciones técnicas de las nucleares, así como su funcionamiento práctico (Load-following operating mode at Nuclear Power Plants (NPPs) and incidence on Operation and Maintenance (O&M) costs. Compatibility with wind power variability, European Commission, JRC, 2010). Una primera conclusión es que, efectivamente, para sucesos puntuales tales como los ocurridos en España en varias ocasiones de “exceso” de producción eólica, las nucleares sí son gestionables, de manera que no habría ninguna razón técnica que impida reducir su producción y acomodar la eólica. Por tanto, el articulista tiene razón, y del mismo modo que se paga a las CCC de gas para que estén en stand by, también se podría compensar a la eólica por tener que reducir su producción. Quién tendría que pagar esa compensación es otra cuestión, pero en principio parece claro que todo señala a las nucleares y a sus windfall profits.

Primera conclusión: es cierto que, una vez más, se penaliza injustamente a las renovables, tal y como se afirma en el artículo citado al principio. Pero se plantean ahora, además, otras dos cuestiones:

1) Si las nucleares son gestionables, esto sería una propiedad importante a su favor que debería ser tenida en cuenta.

2) Si las renovables, en particular la eólica, son tan variables e intermitentes, eso es un gran obstáculo para su despliegue a gran escala.

La respuesta a ambas y a sus múltiple implicaciones no se puede dar completa aquí. Sin embargo, en el mismo estudio citado se puede ver que la gestionabilidad de las nucleares, 1) es muy limitada técnicamente, 2) es altamente costosa, en términos de ingresos perdidos, y 3) está sujeta a una casuística muy compleja que la hace muy susceptible al error humano por especializados que sean los gestores (recuérdese que algo de esto es lo que ocurrió en los accidentes de Chernobil, Three Mile Islands, e incluso Fukushima, pues no pudieron parar los reactores aun sabiendo que el tsunami se acercaba).

Segunda conclusión: las nucleares son solo limitadamente gestionables, nunca van a poder suministrar una parte importante del consumo eléctrico, y solo pueden funcionar, en la práctica, en modalidad de carga base con pequeñas variaciones puntuales. Se suele citar al respecto el caso de Francia, que produce energía eléctrica nuclear equivalente al 75 % de la que consume; pero olvidan sistemáticamente añadir que exporta a países colindantes aproximadamente dos tercios de esa electricidad, de modo que finalmente solo consume alrededor de un 25 % de electricidad de origen nuclear.

Por tanto: la energía nuclear, además de los inconveniente bien conocidos, es arriesgada, cara (reconocido por el propio presidente de Unesa), ecológicamente peligrosa (gestión de los residuos), y plantea un problema técnico insoluble como es su escasa gestionablilidad, lo que impedirá siempre que suministre una parte importante del consumo eléctrico.

Soluciones a la intermitencia de las renovables

Respecto a la segunda cuestión, la intermitencia de las renovables y en particular la eólica, en el estudio citado y en muchos otros se puede ver que ha sido enormemente exagerada por sus enemigos. De hecho, y como muestran los estudios individuales sobre varios países como Alemania, Dinamarca, Suecia y EE.UU., la producción de energía eólica se suaviza enormemente, una vez que se distribuye sobre un área geográfica amplia. Los aumentos de demanda, por otra parte, pueden satisfacerse simplemente teniendo capacidad en reserva (stand by), que se les podría retribuir igual que se hace con las CCC de gas o/y almacenando energía, por ejemplo en sistemas hidráulicos de bombeo. Es oportuno señalar al respecto que existen muy amplios proyectos de inversiones en este sistema de almacenamiento energético en todo el mundo, excepto en España, claro.

Y respecto a las fuertes caídas de producción, en el pasado se debían a que los aerogeneradores no podían soportar velocidades superiores a los 25 m./s., algo que hoy día se acerca a los 45m./s. Es cierto que en casos concretos de vientos huracanados hay problemas. Pero de nuevo, la solución está en que las renovables hay que considerarlas en su conjunto y si añadimos la solar en sus dos modalidades, fotovoltaica, y termoeléctrica, esta variabilidad disminuye drásticamente y cada vez se hace más gestionable.

En resumen, y como tercera conclusión: el problema de la intermitencia e imprevisibilidad de la eólica y las renovables en general se resuelve casi totalmente ampliando el despliegue de energías renovables, no limitándolo. Todo lo demás son distorsiones no científicas e interesadas.

Debe subrayarse, por último, que las afirmaciones anteriores son algo más que opiniones, y que están apoyadas por la experiencia reciente de la gestión de redes eléctricas y en encuestas a sus responsables. Para resumir:

1) Los episodios puntuales ocurridos en España de desconexión de parques eólicos para no reducir la producción nuclear, con el consiguiente coste para esa energía renovable, probablemente no están justificados.

2) La nuclear es moderadamente gestionable, pero con unos costes y riesgos demasiado altos, lo cual hace imposible que satisfaga nunca una parte importante de la demanda eléctrica.

3) La eólica, y las renovables en general, son mucho menos intermitentes de lo que se suele decir interesadamente, y pueden acercarse cada vez más a una solución completamente gestionable por sí mismas, sin ninguna necesidad de apoyos por parte de las centrales de gas o de otro tipo.

Ignacio Mauleón

Anuncios

Un comentario en “Eólica y nuclear, ¿son incompatibles?

  1. La solución definitiva a la variabilidad está en la producción de gas sintético a partir de la electricidad y del CO2 (residuo de las centrales convencionales de gas y confinable). El sistema consiste en producir hidrógeno por electrolisis y luego combinar ese hidrógeno con el CO2, obteniendo metano (gas natural) y agua. Así, cuando sobra energía, se produce metano sintético y, cuando falta, se produce electricidad a partir del gas natural (tal como se hace ahora, pero confinando el CO2 sobrante). Por este sistema se recupera el 50 % de la energía, proporción que podría mejorar con su utilización a gran escala. Antes, en la fase de transición, se producirá tan sólo hidrógeno y se inyectará en la red de gas, lo que actualmente permite ya un aprovechamiento energético cercano al 70 %. No se trata de ninguna bobada, es la estrategia con la que Alemania proyecta liberarse de la dependencia del gas ruso. Por eso apuesta tan fuerte por las renovables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s