¿Por qué las energías fósiles?

ENERGIAS_Fosiles

Puede haber y hay muchas justificaciones para las energías renovables.

La primera y quizá más obvia para muchos ciudadanos es contrarrestar el cambio climático. Como esto es una ‘externalidad’ no tenida en cuenta en la generación de energía fósil, el mercado falla, y ese coste hay que cargarlo de alguna manera a las energías fósiles, por ejemplo, subvencionando a las renovables con cargo a las fósiles. Si solo se trata de este aspecto, caben muchas matizaciones, y la primera de ellas es el cuestionamiento del mismo cambio climático. Desde luego, la inmensa mayoría de los científicos involucrados en el tema coinciden en que la probabilidad de que sea cierto y que tenga su origen en la actividad humana es muy alta. Además, habría que considerar cuál sería el coste de no preverlo y corregirlo, si llega a ocurrir efectivamente. En otras palabras, que el riesgo es demasiado alto, y en algún escenario extremo peligra nuestra propia supervivencia como especie.

Renovables y algo más

Pero por otra parte, cabe preguntarse si la única manera de corregir este problema es el desarrollo de la energía renovable, y la respuesta es claramente que no: bastaría con prorrogar y aumentar en lo posible la energía nuclear, sustituir las energías más contaminantes por gas, y aplicar métodos de captura y almacenamiento de carbono.

En este último apartado podría tener un papel importante la reforestación masiva: los bosques, aunque devuelven al medio ambiente el CO2 almacenado al completar su ciclo vital, también permiten alargar el período antes de su descomposición utilizando la madera para otros usos, como construcción y mobiliario. Y durante ese período, el CO2 se va descomponiendo y se absorbe en el océano en un período que oscila entre 30 y 90 años.

Entonces, ¿por qué renovables? Las respuestas son variadas, así como sus razones, económicas, políticas y puramente científicas, aunque todas se entrecruzan.

Razones científicas

En primer lugar las científicas. Los fósiles son combustibles finitos, y en algún momento tienen que acabarse, por alejado que esté dicho momento. Ya ocurre con fósiles conocidos (el petróleo ligero, el gas convencional), y desde luego en yacimientos concretos (en USA, por ejemplo).

Se suele argumentar que siempre aparecen nuevas variantes, como otro tipo de petróleos no convencionales en las profundidades marinas y gases no convencionales  (shale gas). Aunque esto es cierto, de nuevo en algún momento se acabarán.

Pero lo peor es que su capacidad energética resulta cada vez menor, la contaminación que generan cada vez mayor y los costes de extracción más elevados, de modo que se admite que se crearía un problema político de primer orden si su precios descienden, pues las costosas inversiones ya realizadas no serían rentables, y originarían gran inestabilidad política en países productores (Venezuela, Brasil, México, Noruega, Escocia, etc.).

En definitiva: es indiscutible que la época de fósiles baratos se ha acabado, y que a esos precios las renovables van a ser competitivas en poco tiempo, y algunas de hecho ya lo son (por ejemplo la fotovoltaica para autoconsumo, y esta y la eólica para lugares alejados como zonas  rurales e islas). No tener en cuenta esto puede llevar a guerras por los recursos, epidemias y migraciones masivas. No sería la primera vez que ocurre en la historia, aunque esta sí podría ser la definitiva, y de ahí la preocupación por este tema de instituciones tan poco sospechosas de radicalismo como los ejércitos norteamericano y alemán, por mencionar dos casos conocidos públicamente.

Razones económicas

En segundo lugar, las económicas. Para los países importadores, como los europeos, y especialmente España, el coste de importar energía fósil puede alcanzar volúmenes intolerables (4,5 % del PIB todos los años, aproximadamente). Cualquier modelo económico sencillo explica por qué eliminar, o simplemente reducir este volumen, supondría una gran aportación al bienestar de un país. Esto es aún más pronunciado en casos de equilibrio en el desempleo, como puede ser el europeo, y sobre todo el español; es decir, que la economía no sale por sí sola de esa situación de desempleo de los recursos. Se produce una falta de inversión, y en consecuencia, un fuerte desempleo, que solo tiene salida con la introducción de nuevas actividades donde invertir, industriales y de servicios, que además requerirán apoyo público.

En la situación actual, la economía verde, y dentro de ella la energía renovable, es una alternativa obvia mundialmente reconocida a tenor de su crecimiento (el 50% de la capacidad de generación eléctrica añadida en los últimos 4 años es renovable). Aunque efectivamente no es la única alternativa, es una de las más importantes. Debe subrayarse que cualquier empleo generado internamente en un país en estas condiciones es empleo neto, aunque ello suponga una pérdida de empleo en los países exportadores.

Finalmente, tampoco una situación de desequilibrio es necesariamente positiva para los países exportadores, puesto que entraña grandes riesgos.

Razones políticas

En tercer lugar, las políticas. Importar toda la energía, o parte, hace que un país sea dependiente del exterior, lo que implica estar expuesto a todo tipo de presiones políticas y de otro tipo. Los casos de Georgia, Ucrania, y Rumania, que importan grandes cantidades de gas de Rusia, son ejemplos cercanos de este problema.

Resumiendo, las razones para apoyar las energías renovables son al menos las siguientes:

  • Por el agotamiento de los combustibles fósiles, por lo menos a precios asequibles.
  • Para favorecer el crecimiento económico y el empleo, especialmente en países en recesión.
  • Con el fin de asegurar la independencia política.

Y este apoyo es necesario, dado que los mercados internacionales de energía hoy día son cualquier cosa menos capitalistas-competitivos: baste con mencionar que las energías fósiles reciben cuatro veces más subvenciones que las renovables; y aunque generan más energía, algunas, como el carbón, se descubrieron hace más de dos siglos, y cuesta entender por qué todavía reciben subvenciones, mientras se cuestionan las ayudas a la fotovoltaica, por ejemplo, que empezaron hace poco más de una década.

Todas son razones, por supuesto, desde el punto de vista de países que no disponen de grandes recursos energéticos fósiles. Pero incluso los que sí disponen, como es el caso de Arabia Saudí, que es el primer productor mundial de petróleo con gran diferencia, acaba de anunciar su objetivo de consumir principalmente energía de origen renovable, especialmente solar, en poco tiempo.

Solo este hecho debería bastar para obligarnos a reflexionar y llegar a la conclusión obvia de que la pregunta correcta no es: ¿por qué hay que apoyar a las renovables?, sino justamente la contraria: ¿por qué hay que seguir dependiendo de las energías fósiles?

FIRMA_IGNACIO_MAULEON

Anuncios

Un comentario en “¿Por qué las energías fósiles?

  1. Un 4’5% del PIB en importación de energía…
    Con la dedicación de ese dinero (unos 8 billones de pesetas, unos 48.000 millones de euros) a subvencionar al 40% instalaciones fotovoltaicas, al precio actual de las mismas, daría para cubrir el consumo primario de energía de más de cinco millones de españoles; incluyéndolo todo: su parte proporcional en transportes, agricultura, industria, consumo doméstico, etcétera.
    O sea: España entera abastecida a golpe de renovables de aquí al 2020; sí: en apenas 7 años.
    Ya sé que no es tan fácil como eso: los transportes no “andan” directamente con paneles solares, por ejemplo; es sólo para destacar las cifras.
    SIETE AÑOS O iNCLUSO MENOS TODAVÍA . . .
    “Ahí es na”, ¿no…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s