El huracán Sandy y las energías renovables

Los huracanes en la costa este de EEUU no son raros, pero lo inusual del último, Sandy, ha sido su violencia y subsiguientes efectos devastadores en el suministro de energía en general, y muy especialmente la electricidad y el gas. Hay tres reflexiones importantes que se pueden hacer relacionadas con las energías renovables.

Cambio climático global

Primero, meteorólogos y analistas del clima coinciden en que la fuerza de Sandy ha sido aumentada a consecuencia del cambio climático global. Ahora se va manifestando con claridad que la consecuencia más inmediata y palpable de dicho cambio es la alteración en los patrones habituales de ciclos del clima: inundaciones, sequías, olas de frío y calor inusuales. Así, el efecto del aumento global de la temperatura está llegando mucho antes de lo previsto, y de manera grave. Solo un cambio rápido hacia un modelo de consumo energético basado en energías limpias puede, por lo menos, ralentizar y eventualmente detener este proceso.

Las energías convencionales, las más afectadas

Segundo, las energías convencionales se han visto enormemente afectadas: por ejemplo, ha habido cortes en el suministro de gas y electricidad, e incluso algunas nucleares han entrado en zonas de alerta, aunque no haya ocurrido ningún accidente.

Las renovables, por el contrario, especialmente solar y eólica, no han sufrido ningún daño, y pasadas las primeras horas en las que el huracán ha golpeado con fuerza, han entrado en funcionamiento de nuevo con normalidad.

Ello contrasta con las dificultades que han experimentado las centrales convencionales, por los cortes de suministro necesarios para producir energía, mientras que la fuente para producir energía en el caso de las renovables (sol y viento) está disponible de modo natural. Además, la sencillez de la generación de energía renovable hace que sea fácil de mantener y operar, frente a la complejidad de las fuentes tradicionales, fósiles y nuclear, lo que las hace mucho más vulnerables ante cualquier perturbación, como acaba de demostrar Sandy.

Islas de energía renovable

Tercero, la energía renovable se adapta fácilmente al autoconsumo energético, es decir, a la producción y consumo de energía en ‘islas’ energéticas independientes. Es obvio que esto la hace mucho más flexible y adaptable frente a perturbaciones y catástrofes naturales.

Un ejemplo muy notable ha sido la Universidad de Nueva York, que con una red propia e independiente de la general, alimentada por cogeneración de calor y electricidad, ha mantenido en todo momento el suministro eléctrico y la calefacción tras el paso de Sandy. Los teléfonos móviles y ordenadores portátiles han podido seguir funcionando, es decir, comunicaciones e internet han estado disponibles; igualmente con la iluminación, y la calefacción.

Esto contrasta fuertemente con gran parte de Nueva York, donde cientos de miles de personas han estado sin estos servicios durante varios días. La Universidad adoptó este modelo energético para ahorrar costes, e inicialmente estaba conectada a la red general, en forma de ‘balance neto’ (los excedentes eran vertidos a la red, a la vez que se tomaba electricidad de ella). Pero con el tiempo las mejoras en la gestión interna han permitido la independencia completa. También es cierto que para la cogeneración toman como fuente el gas natural, pero esto es fácilmente reemplazable por la biomasa y otras renovables (eólica, solar y geotérmica muy especialmente). Por último, este servicio solo ha estado disponible en el conjunto de edificios centrales y próximos entre ellos de la Universidad, pero la implicación no es que sea un caso marginal, sino justamente al contrario: extendiendo el modelo, el impacto del huracán habría sido mucho menor. Todos estos costes deberían ser tenidos en cuenta a la hora de comparaciones con las energías convencionales.

En resumen, para combatir el cambio climático y asegurar el suministro energético, solo hay una vía: las energías renovables y el autoconsumo. Negarse a ver esto es suicida, además de constituir un engaño a la sociedad por parte de los responsables de la política energética.

Anuncios

2 comentarios en “El huracán Sandy y las energías renovables

  1. Pingback: El coste de las renovables en cifras | Todo Sobre Energía

  2. Pingback: Conectando el sol | Todo Sobre Energía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s